SDL Life Sciences

Cuando cada segundo cuenta. ¿Cómo puede ayudar la IA al desarrollo de vacunas?

El desarrollo de vacunas es un proceso complejo con numerosos desafíos. No obstante, la noción del «tiempo» adquiere un significado totalmente diferente cuando se trata de abordar con eficacia las pandemias de gripe tras la aparición de infecciones zoonóticas hasta entonces desconocidas, como el reciente brote de coronavirus (COVID-19).
La idea de la existencia de nuevos agentes infecciosos que afectan a la población humana y se propagan rápidamente ya no es excepcional. La proximidad de los humanos con las poblaciones de animales, la densidad de población y la movilidad son factores causantes de la aparición y propagación de enfermedades. Las vacunas son la línea de defensa más eficaz a la hora de enfrentarse a estas nuevas enfermedades emergentes.

La velocidad a la que surgen y se propagan las enfermedades infecciosas ejerce una enorme presión sobre la comunidad farmacéutica y biotecnológica, así como el proceso de desarrollo de vacunas en general.
 
Hay un conjunto de organizaciones de investigación médica que se está movilizando rápidamente para abordar la pandemia actual. Aunque somos plenamente conscientes de que el desarrollo de vacunas lleva tiempo y requiere de ensayos clínicos y de las aprobaciones normativas necesarias, a menudo se pasa por alto el impacto negativo del proceso de traducción en los plazos asociados a estos pasos necesarios. Al implementar un proceso de etiquetado multilingüe, las organizaciones de investigación deben confirmar que su proceso:

  • Mantiene la precisión de la información del producto de forma global y automática
  • Optimiza el proceso y mejora la eficiencia
  • Garantiza el control de la calidad y la información
  • Maximiza la reutilización del contenido traducido en todos los países
  • Fomenta la coherencia de la información en todos los idiomas

Las comunicaciones multilingües bajo la amenaza del coronavirus, que causa síndrome respiratorio agudo grave (SRAG) y síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), dependían por completo de un ancho de banda incomprimible y de la disponibilidad de los recursos lingüísticos que, en el mejor de los casos, eran capaces de traducir una docena de páginas de contenidos al día. Sin embargo, en esta situación de COVID-19, los recientes e importantes avances en el ámbito de la inteligencia artificial lingüística (IA) podrían potenciar considerablemente el resultado de la traducción y ayudar a las empresas a ahorrar tiempo.

Ahora es posible incorporar la IA lingüística junto con el proceso de desarrollo de vacunas para respaldar todas las tareas de comunicación multilingüe. Las ventajas de la IA lingüística son:

  • Aumento inmediato de la productividad de traducción
  • Casos de uso que van desde la comunicación con las autoridades sanitarias locales hasta el envío de expedientes
  • Garantiza la seguridad y la confidencialidad
  • Facilidad de implementación (semanas, e incluso días) e integraciones (Veeva Vault, etc.)

Dado que los retrasos pueden tener consecuencias perjudiciales para el ser humano en el futuro, en esta carrera global contrarreloj a fin de desarrollar vacunas para la COVID-19, la IA lingüística ayudará al sector biofarmacéutico a reducir los plazos asociados a un proceso de traducción por lo general incompresible.