Jim Saunders

Jim Saunders

Chief Product Officer

Jim Saunders siempre se ha sentido más atraído por las ciencias. Con una licenciatura en Informática, destacó desde el primer momento en este sector pero, como le ocurre a la mayoría de los ingenieros, las humanidades nunca fueron fáciles para él. Cuando era pequeño, su profesor de francés escribió una nota en su boletín de notas que decía: «Jim es un niño encantador pero nunca hablará francés». Debió de haber algo en ese cumplido con doble intención que incitó a Jim a aprender a comunicarse en otro idioma. Años más tarde, no solo se trasladaría a Francia, donde aprendió a hablar francés de forma fluida, sino que también utilizaría esos conocimientos para resolver uno de los retos más grandes del sector del software a principios de los años noventa: cómo internacionalizar y localizar complejos productos de software para que fueran compatibles con idiomas complejos como el japonés, el chino, el tailandés, el hebreo o el árabe. 

No obstante, a pesar de que hoy en día estas cuestiones son menos relevantes al haber incorporado la internacionalización a los procesos de los actuales sistemas operativos, su capacidad para pensar de forma diferente y adaptarse a nuevos retos siempre ha sido una ventaja. 

Durante su infancia en el Reino Unido, sobresalió en matemáticas, física y otras asignaturas de CTIM, aunque para poder empezar la licenciatura, necesitaba una tercera asignatura. De forma arbitraria, se matriculó en programación informática, lo que le llevó a descubrir su pasión por los problemas técnicos más complejos. Se graduó en la Universidad de Essex con honores, donde obtuvo una licenciatura en Informática. Se unió a la empresa Digital Equipment, una de las tres empresas líderes en informática en la década de los ochenta. 

Después, tras haber trabajado en varios puestos en Digital, Apple y Netscape, la curiosidad de Jim lo llevó al epicentro de Silicon Valley en California. Como director de desarrollo básico de aplicaciones en Netscape, Jim pudo experimentar de primera mano la web y la creación de aplicaciones SaaS para un público global. Más adelante, dirigió los departamentos de desarrollo de Netscape.com y, después, de American Online, donde sus productos fueron utilizados por millones de clientes a nivel global. 

De forma más reciente, antes de unirse a SDL, Jim ostentó el cargo de vicepresidente ejecutivo en Xura, donde fue el responsable de una organización con más de 700 empleados en todo el mundo. Cuando se le pregunta por lo que le llamó la atención de SDL, Jim contesta: «A pesar de que el sector ha logrado grandes avances desde los noventa, las empresas siguen teniendo problemas a la hora de ofrecer productos multilingües de forma oportuna y rentable. Los idiomas siguen planteando uno de los retos técnicos más importantes hasta el momento. Creo que aún no ha terminado el trabajo que empecé hace 20 años y espero poder desentrañar la complejidad junto a SDL, un líder en el espacio de contenidos globales».